Consejos para cuidar tus joyas en verano

Consejos para cuidar tus joyas en verano

26/Jul/2019

El verano es la mejor época del año para lucir las joyas más vistosas que durante varios meses han permanecido ocultas en el joyero a la espera de ser, de nuevo, el centro de atención de cualquier piel.

Sin embargo, durante época estival también debemos tener especial cuidado con nuestras joyas y complementos, tanto si son piezas de extrema calidad como productos de bisutería. Y para no hacer un uso indebido de ellas, ya sea en el día a día o en tu lugar de destino vacacional, te presentamos una serie de cuidados básicos para mantener a salvo el tesoro escondido en nuestro joyero, pues de sobra sabemos que las altas temperaturas, el sudor o el salitre pueden deteriorar nuestras pequeñas riquezas dándoles un aspecto un tanto “sucio”, y lo que queremos es que nuestras joyas sobrevivan no solo a las vacaciones sino ¡a todo el verano!

 

Así que presta atención, por que estas recomendaciones

 

       ¡Son importantes!

 

  1. Compra joyas de calidad. Lo fundamental para que tus joyas duren durante más tiempo será que éstas sean de calidad. La calidad viene determinada por el material usado, así como por las técnicas de producción. No será lo mismo una joya hecha a mano mediante procesos tradicionales, que aquellas que están fabricadas en línea y en grandes cantidades.
    En Mibranda sólo encontrarás joyas de calidad, hechas minuciosamente una a una con materiales naturales y metales nobles.
  2. Limpieza y cuidado habitual. Es fundamental, para que tus piezas conserven su brillo durante mucho tiempo, limpiarlas con productos no abrasivos. Un poco de agua y jabón neutro será suficiente.
  3. El sudor. Evita llevar encima tus joyas cuando sepas que vas a sudar, ya sea porque tomes el sol o hagas un poco de ejercicio físico. El sudor tiene un alto poder oxidante. y ennegrece la plata.
  4. No te coloques tus joyas inmediatamente después de haberte puesto colonias o cremas bronceadoras (ni siquiera lo hagas con tu crema hidratante habitual). Deja que transcurra un tiempo prudencial para ello y que tu piel haya absorbido el producto.
  5. No te bañes en la playa o en la piscina con las joyas puestas, ya que el salitre o el cloro pueden dañarlas seriamente. Si además llevan incorporadas piezas de cuero, madera, abalorios o incluso los recientes flecos de tendencia actual, menos todavía, pues estos materiales son especialmente sensibles al agua. Asimismo, y aunque pueda parecer lo contrario, el agua utilizada en los balnearios perjudica severamente los productos de joyería, afectando a su brillo y color.
  6. Ten especial cuidado con la arena de la playa, que contiene micro granos de minerales que pueden rayar las joyas o afectar a su pulido, dándoles sensación de joya gastada y, por tanto, deslucida.

Si tienes en cuenta estas reglas de oro, seguramente tus piezas de joyería lucirán un fantástico aspecto y, sobre todo, haciendo esto de manera habitual alargaremos la vida de nuestras joyas.

Mantener tus joyas relucientes ¡Será facilísimo!

Deja un comentario